“Igualdad de derechos para todos, privilegios especiales para nadie” Thomas Jefferson

El Título IX o “Title IX” para muchos algo desconocido, forma parte fundamental de los programas deportivos – ­educativos de los Estados Unidos y es un aspecto de suma importancia que conocerás el día de hoy.

Formando parte del “​Education Amendments of 1972”​el Título IX establece:

“Ninguna persona en los Estados Unidos será, basado en el sexo, excluido de la participación, negado de los beneficios, o ser sujeto de discriminación en ningún programa o actividad educativa que reciba asistencia federal financiera”

¿Qué significa esto? Pues bien, los programas deportivos de las universidades dentro de los Estados Unidos reciben un presupuesto anual, el cual es repartido en los diferentes deportes tomando como principal aspecto el género, pues la cantidad del presupuesto que reciben las mujeres debe ser equitativo al de los hombres independiente del deporte que se practique.Title_9Usaremos como ejemplo para facilitar el entendimiento del Título IX a una universidad de extrema popularidad por su programa deportivo de Fútbol Americano; La Universidad de Oregon. Esta universidad cuenta con 7 equipos representativos masculinos y 11 equipos representativos femeninos, ¿la principal razón?, el Título IX aplicado a la popularidad y demanda deportiva que tiene el fútbol americano (solo existe tal cual para equipos representativos varoniles) dentro de esta universidad, hacen que la gran cantidad de presupuesto que se tiene destinada a él sea también destinada a programas deportivos femeninos lo cual da la oportunidad de crear más de ellos.

Como podemos ver, esta ley permite la igualdad de oportunidades para deportistas de ambos sexos; si bien existen ciertas controversias como que es más “accesible” conseguir una beca como mujer que como hombre, es cierto también que es una forma de regulación bastante válida para la no discriminación y el crecimiento del deporte para ambos sexos; reflejado últimamente en el campeonato mundial de Futbol Soccer en el cual triunfó Estados Unidos con su tercera estrella y es ahora máximo campeón de toda la historia del certamen. Es importante mencionar que todo el equipo de Estados Unidos en el pasado mundial femenil venía del sistema colegial americano el cual se regula como lo vimos con anterioridad por el Título IX.

Para concluir, diré que es algo simplemente fantástico y que debería ser tomado como ejemplo para su aplicación dentro de todos los sistemas deportivos colegiales, en especial de México, el cual tiene un potencial femenino impresionante, pero sobre todo sumamente desconocido y que al mismo tiempo ha dado resultados fantásticos. Podrían ser mejores si se creara una mejor estructura deportiva desde los niveles escolares.

luislopez