Sin duda crecer desde pequeño viendo y viviendo el deporte te encamina a tomarle gusto al mismo y por ende ser un gran atleta. Este es el caso de Santiago López, quien nació en el puerto de Ensenada, Baja California y, desde chico, junto con su hermano, creció en un ámbito de fomento deportivo y académico, lo que le permitió salir adelante en los estudios, así como también destacar atléticamente desde muy temprana edad. Esta es su Historia de Éxito

Santiago 4

– Platícame un poco sobre tu vida personal y deportiva.

Gracias a la gimnasia conseguí una beca en Penn State para hacer mis estudios de Licenciatura. Me gradué de Ingeniería en Ciencias de Materiales con un minor en nanotecnología. Mientras estuve en Penn State fuimos campeones de la NCAA y también campeones de la liga BIG TEN. Mi último año en Penn State fui elegido para ser capitán del equipo, lo cuál es un gran honor para mi.

En este momento, dentro de las actividades que realizo, estoy iniciando una compañía de ropa junto a mi socio Daniel García. Freeda tiene como objetivo ser una empresa con impacto social, buscamos apoyar al deporte local (Ensenadense) y tener un impacto en la formación deportiva de jóvenes de nuestra ciudad.

– ¿Alguna vez te hiciste la pregunta: ¿Estudio o hago deporte??

No, nunca. Para mi nunca fue una cuestión de una cosa u otra. Siempre vi las dos como parte de mi formación general y nunca pensaría hacer una y dejar la otra a un lado, creo firmemente en el concepto de atender todas las áreas de tu vida y formarlas de una manera sana. El deporte es mi pasión, el estudio es mi futuro. Las dos se juntan para permitirme vivir feliz.

– ¿Cómo lograste compaginar ambas cosas (deporte-estudio)?

Mucha disciplina, mucho trabajo. Definitivamente es una vida complicada, pero nada que uno no pueda hacer. No puedes comparar tu situación de vida a la de una persona que no sea atleta o te vas a frustrar. Hay que entender que ellos tienen una vida más sencilla, nosotros una con más satisfacciones.

– ¿Qué “sacrificios” hiciste por tu deporte y por el estudio?

Pues los sacrificios generales que todo deportista ya conoce. Menos tiempo personal, menos fiestas y salidas con los amigos, pero a cambio de eso he conocido el mundo, logré estudiar en Estados Unidos y formarme como un adulto con hábitos firmes para la vida.

– ¿Cómo te sientes en esta etapa post estudiante-deportista? ¿Qué es lo que más extrañas?

Extraño la demanda física y psicológica de la rutina que llevaba. Es curioso pero uno se acostumbra a ese ritmo de vida e incluso se siente incómodo si no lo tiene. Extraño el agotamiento físico y la satisfacción de lograr rutinas en el gimnasio. Se escucha extraño, pero esa es la realidad.

– ¿En qué te ha ayudado haber sido un estudiante-deportista

Disciplina, trabajo, tenacidad, perseverancia, etcétera. Muchos valores que uno aplica díaa a día. También puedo decir que he vivido muchas experiencias que si no fuera deportista nunca hubiera vivido, experiencias que me enriquecen y me han preparado para muchas cosas.

– ¿Trabajas?

Sí, además de Freeda, me dedico a la industria Vinícola. Estoy a cargo de una bodega del Valle de Guadalupe. Yo hago el vino (soy el enólogo) y también a cargo de las ventas.

– ¿Sientes que la experiencia de ser un estudiante-deportista te ayudó a encontrar un buen trabajo?

No, la experiencia me ayudó a estar mejor preparado para la vida y la preparación en la vida es lo que te hace saber aprovechar las buenas oportunidades cuando se presentan.

– ¿Qué tipo de valores has desarrollado como estudiante-deportista y de qué manera te han servido ahora que te encuentras en otra etapa de tu vida?

Trabajo en equipo y disciplina son los dos valores que más me han ayudado. También manejo de estrés.

– Platícame sobre el papel que tu familia jugó en tu vida de estudiante-deportista.

La familia es fundamental para salir adelante como estudiante-deportista. Es un camino difícil y largo y se necesita mucho de su apoyo. Mis padres y mi hermano siempre me apoyaron en todo lo que pudieron, ya sea moral, económicamente o con conocimientos. No lo hubiera logrado sin ellos.

– ¿Alguna experiencia deportiva que recuerdas con cariño?

El campeonato NCAA y mi medalla de copa del mundo.

– ¿Qué piensas de un concepto como CMAS Athletes?

Me hubiera gustado tener la oportunidad de involucrarme con algo así cuando yo iniciaba Universidad (2003), me hubiera ayudado mucho. No solo es una excelente guía para la gente, sino que es una comunidad donde la gente puede interactuar y apoyarse unos con otros para planear mejor cada paso de su futuro.

– ¿Cuál fue tu experiencia al haber vivido la vida colegial en el estudio y el deporte en Estados Unidos?

Nada se compara a vivir esa pasión deportiva que se tiene en Estados Unidos. Nada. Es difícil de explicarlo, a menos de que se haya experimentado a nivel personal.

– ¿Cómo es el ambiente colegial en los Estados Unidos?

Mucha competencia pero mucha unión también. Mucha pasión y muchas ganas de disfrutar al máximo de esos 4 años.

– ¿Sientes que mejoraste tu nivel deportivo y académico al pasar por las ligas colegiales americanas?

¡Claro! Esta pregunta está de más. Irme a estudiar a USA fue la mejor decisión que yo he tomado en mi vida.

– ¿Volverías a buscar una oportunidad en las ligas colegiales americanas si tuvieses oportunidad? ¿Por qué?

Véase la pregunta anterior. Los mejores 4 años de mi vida.

– ¿Qué consejo tienes para los estudiantes-deportistas que empiezan a buscar oportunidades laborales?

Aprovechen las conexiones que generan en la universidad. Estados unidos tiene mucha interacción entre universidades y compañías y es muy fácil encontrar un trabajo de esa forma.

– ¿Qué mensaje le darías a los deportistas mexicanos que tienen el sueño de estudiar en USA?

Es difícil, no se engañen. Vienen años complicados pero cada segundo de esfuerzo vale la pena.

– ¿Recomendarías a los chavos que consideren estudiar en las ligas colegiales americanas? ¿Por qué?

Una de los mayores beneficios de estudiar en USA es que te abre mucho la perspectiva del mundo a nivel cultural, profesional y deportivo, lo cuál inevitablemente tiene como consecuencia una mejor capacidad de toma de desiciones.

– Un mensaje en general para los talentos deportivos juveniles de México y América Latina.

Irse a estudiar a Estados Unidos es un reto para la mayoría de nosotros, entre el idioma, el shock cultural y el alejarse tanto de casa, definitivamente es complicado. Sin embargo no se van a arrepentir y es lo mejor que les puede dejar su deporte a su vida.

Santiago, agradecemos infinitamente el tiempo que dedicaste a esta entrevista, contentísimos de que compartas con todos nosotros las experiencias que has tenido, recibe un abrazo y saludos de parte de #CMASAthletesTeam, seguimos en contacto!

A nuestros lectores, esperamos que esta #HistoriaDeÉxito haya sido de su agrado y que tomen estos consejos que, estamos seguros, son muy valiosos viniendo de este gran atleta.

Saludos a todos y estén pendientes de nuestra siguiente #HistoriaDeÉxito 🙂

Fernanda Corral – #CMASAthletesTeam

Fer Corral