gab3

Nací en Chihuahua, Chihuahua el 10 de enero 1991. Mis papás son David Saad López y Yolanda Herrera Bejarano, ambos son doctores (anestesiólogos) y deportistas. Mi papá es futbolista y mi mamá basquetbolista. Tengo tres hermanas. Pamela tiene 35 años y es cardióloga, Daniela tiene 25 años y es arquitecta y Yazmin actualmente estudia Administración Financiera. El esposo de Pamela, Mario, es cardiólogo también y tengo un sobrino de tres años igualmente llamado Mario.

Me gusta mucho ir al cine y comprar ropa. Soy una persona muy tranquila, no soy mucho de ir a fiestas pero sí me gusta estar con mis amigos y disfrutar a mi familia. Ahorita estoy viviendo y estudiando en Chihuahua junto con mi hermana Yazmin.

Platícame un poco sobre tu vida personal y deportiva.

 Empecé a jugar basquetbol desde primaria, de hecho yo no quería jugar ningún deporte, pero un profesor en tercer año me hacía ir a entrenar en los recreos porque decía que él veía algo en mí. Empecé a ir y después me enteré de que mi mamá había jugado en sus tiempos en la universidad así como en la selección y entonces quise seguir sus pasos de basquetbolista.

 Mis papás fueron muy buenos deportistas, yo creo que eso fue lo que me motivaba seguir entrenando. Después llegaron los años de Olimpiadas Estatales y Nacionales y dije ¡de aquí soy!. Es así que tengo ya 16 años jugando este grandioso deporte combinándolo siempre con los estudios. Acabo de graduarme de la Licenciatura en Administración Financiera en la UACH y actualmente estoy estudiando la Maestría en Recursos Humanos.

 ¿Alguna vez te hiciste la pregunta: ¿Estudio o hago deporte??

No recuerdo que me haya hecho esa pregunta antes porque mis papás siempre me inculcaron que la escuela y el deporte sí se podían conllevar siempre y cuando organizara el tiempo para hacer tareas y entrenar, así que nunca pensé en dejar la escuela por el deporte. Siempre quise tener una carrera y si se podía, una maestría aprovechando el basquetbol como medio para obtener una beca y poder realizarlo.

 ¿Cómo has logrado compaginar ambas cosas (deporte-estudio)?

Como ya mencioné, mis papás me enseñaron desde pequeña a poder llevar un balance entre estudio y deporte, creo que lo he hecho bien hasta ahora. Es muy importante poder contar con el apoyo de tu familia,  de tu escuela y de tu entrenador; gracias a Dios siempre he podido contar con ellos.

 ¿Es difícil sacar buenas calificaciones?

A decir verdad, en algunas ocasiones sí . A veces llegas muy cansada de entrenar y no tienes ganas de estudiar o en ocasiones estás en clase pero estás concentrada en los juegos que tendrás o en las jugadas/movimientos nuevos que podrías realizar al próximo día en el entrenamiento. También, cuando te toca viajar y faltar a la escuela, ya no entiendes algunas temas y se vuelve complicado. El chiste es saber organizarse.

 ¿Qué sacrificios has hecho por tu deporte y por el estudio?

Siempre hay sacrificios, grandes o pequeños, pero todo tiene fin y propósito.  Es un camino difícil de llevar pero vale mucho la pena. Falté a la boda de una de mis mejores amigas por estar fuera entrenando. Hubo un momento en el que llegamos a entrenar a las 5:30 am para que nadie faltara a los entrenamientos., Falte a algunas reuniones/fiestas con amigos por tener que jugar fuera o entrenar, sin embargo, esto último no lo considero un sacrificio pues es parte mi estilo de vida y haría lo necesario por el basquetbol.

 ¿En qué te ha ayudado ser un estudiante-deportista? 

Principalmente gracias al básquet he tenido la oportunidad de ahorrarme el costo de mis estudios, lo cual considero como una gran ventaja. Además, considero que cualquier deporte que practiques te ayuda personalmente a construir tus valores. Y finalmente valoro el apoyo de los maestros que te ayudan a ti que formas parte de el equipo y la universidad.

 ¿Qué aptitudes/valores tiene para ti un estudiante-deportista que lo hacen diferente a los demás?

El haber practicado este deporte me ha ayudado en lo personal en cuestiones de  responsabilidad, tolerancia, puntualidad, respeto, trabajo en equipo, empatía confianza, organización, honestidad, lealtad y paciencia tanto en el basquetbol  como en la vida.

 Platícame sobre el papel que tu familia ha jugado en tu vida de estudiante-deportista.

Tengo una familia fabulosa, no pude haber pedido algo mejor. Estoy muy agradecida con todos y cada uno de ellos por su apoyo incondicional tanto en el básquet como en la escuela. Mi familia es un factor muy importante en mi vida. Son mi motor. Gracias a Dios somos muy unidos y nos llevamos de muy buena manera. Por lo general, siempre que tengo una competencia va mi familia completa a apoyarnos, y de igual forma si se trata de algún proyecto de la escuela ahí están. Así que son mi motivación en todo lo que hago.

 ¿Cómo te preparas mentalmente antes de una competencia?

Mi hermana Daniela siempre ayudaba con esto. Con ella aprendí a analizar siempre al equipo contrario, ver sus debilidades y fortalezas. Veo cómo es que puedo jugar contra ellas, me visualizo haciendo jugadas o movimientos y  después solo pienso en salir relajada y disfrutar, salir a hacer lo que sé hacer o a veces hasta más.

 ¿Cuál ha sido el último evento en el que has participado? ¿Qué experiencia te dejó?

Mi último evento fueron los 8 Grandes. Al principio parecía ser una gran experiencia ya que pasamos de la primera ronda y estábamos en semifinales. Pero me duro poco el buen sabor. Después de unos minutos se convirtió en una de las más feas experiencias, sino es que  en la peor que he tenido. Me lastimé hasta el punto de necesitar a una cirugía de ligamento cruzado anterior y me lesioné los meniscos.

 ¿Alguna experiencia deportiva que recuerdas con cariño?

Tengo muchas experiencias que recuerdo con cariño, algunas de ellas serían:

Las Olimpiadas Nacionales en las que quedamos campeonas. Una de ellas la recuerdo con cariño porque aunque no ganamos nada, fui reconocida con tres premios: Campeona en robos,  en asistencias y como la jugadora más valiosa del Nacional.

Una muy bonita: La experiencia de haber ido a un mundial en Tailandia obteniendo la medalla de plata.

Un muy importante: El haber formado parte de la Preselección Nacional me ayudó bastante a crecer como jugadora.

Una que tengo muy presente: El juego de los 8 Grandes que tuvimos en contra la UDLAP, ya que aunque no estuve mucho tiempo en la duela, jugué uno de los mejores partidos de mi vida.

Ganar la Universiada 2013 compartiendo el mismo jersey con mis dos hermanas.

  ¿Qué planes tienes a futuro?

Primero quiero terminar maestría y seguir con mi carrera deportiva hasta mi límite. Quiero jugar profesionalmente de manera internacional y seguir con el sueño de estar dentro de las 12 seleccionadas nacionales, ya no quiero ser la 13. Ja, ja.

  ¿Qué piensas de un concepto como CMAS Athletes?

Está muy padre esta idea. Me hubiera gustado conocerla desde que iba a salir de la preparatoria para haber aprovechado la oportunidad. Es una experiencia que, a mi parecer, se debería de aprovechar sin pensar. Me da gusto por las personas que están aprovechando lo que CMAS Athletes les ofrece.

 ¿Qué harías diferente si pudieras comenzar tu carrera universitaria desde cero en las ligas colegiales de Estados Unidos?

Yo creo aguantaría el separarme de mi familia, ver que todo sacrificio tiene una recompensa y persistir hasta obtener resultados.

 ¿Qué mensaje le darías a los deportistas mexicanos que tienen el sueño de estudiar en USA?

Les diría que se animen a irse, que es una gran oportunidad y que si se les llega a dar, aprovechen todo lo que puedan y den lo mejor de ellos para crearse más caminos y llegar todavía mas lejos.

 ¿Recomendarías a los chavos que consideren estudiar en las ligas colegiales americanas? ¿Por qué?

Opino que sí. El nivel es totalmente diferente. Creo que con todo el apoyo que tienen hacia los deportistas allá es más que suficiente ya que te hace crecer más.

 Un mensaje en general para los talentos deportivos juveniles de México y América Latina.

Nunca se sientan satisfechos con lo que hagan, siempre hay algo que mejorar. No hay que olvidarnos de la humildad, hay que tener siempre en mente de dónde venimos y jamás creernos más que los demás, al contrario, ayudarlos y motivarlos.

 Dos de tus quotes favoritas.

“No hay mal que por bien no venga”.

 “La oportunidad, a menudo, viene en forma de derrota temporal”.