Fernanda de Paola Student Athlete

Por lo regular, los que son actualmente deportistas de alto rendimiento, o los que llegamos a serlo durante nuestra vida, sabemos lo mucho que practicar un deporte nos deja, sin embargo, mucha gente de la que nos rodea, y pudiera ser que a veces hasta nuestra familia, no lo entienda, lo juzgue o tenga duda de qué va a ser de nuestro futuro “si todo en nuestra vida es deporte”.

Les voy a platicar varios aspectos que considero muy importantes en mi vida y que, justamente, el deporte me ayudó a conseguir:

Un título universitario

A los 9 años que comencé a practicar baloncesto (de manera obligada) no podía ni imaginar las puertas que el mismo me iba a abrir. Cuando empecé a jugar Torneos de YBOA y Olimpiadas Nacionales empecé a ver el deporte con otros ojos, con más amor, por así decirlo. El tiempo fue transcurriendo y durante el final de mi primaria, secundaria y preparatoria el basquetbol me formó, me mantuvo alejada de distracciones y me dio un enfoque. Durante mis últimos 2 años de preparatoria mi sueño más grande era estudiar en el Tec de Monterrey Campus Monterrey, pero más que eso, era jugar con las Borreguitas de Basquetbol del Tec. La perseverancia fue lo que me llevó a poder formar parte del mejor equipo de México.

Durante 5 años fui muy feliz con mi equipo, mis compañeras, los campeonatos, entrenamientos (unos no tanto jaja), en pocas palabras, disfruté mucho mi etapa universitaria. Si bien no pude involucrarme muchísimo en actividades de mi carrera como organización de Simposiums, viajes, incluso las tan famosas Prácticas Profesionales que muchas veces no las puedes empatar con tu vida de deportista de alto rendimiento, sí pude hacer muchísimas amistades, mismas que más tarde se han vuelto para mi lo más valioso: apoyo, respaldo y contactos clave para mi vida profesional.

Lo mejor de todo esto es que, de alguna manera, jugar basquetbol me pagó mis estudios, pero claro que esto fue un gran apoyo para mi familia y una gran tranquilidad para mi, porque si ellos están tranquilos, yo también.

Fernanda de Paola Student Athlete 3

Lecciones de Vida

Ser una estudiante-deportista en preparatoria y universidad me dieron lecciones que simplemente no hubiera podido tener bajo ninguna otra circunstancia. Hay cosas que no se pueden enseñar, solo se pueden aprender viviéndolas.

Liderazgo, lealtad, manejo del tiempo, organización, carácter, compromiso, respeto, independencia, empujar mis límites, salud física, mental y espiritual, disciplina, confianza, humildad… ¡Uff! Un sin fin de adjetivos que sin duda le dan más valor a mi persona y a mi vida.

Estos son regalos que, en aquél entonces, no tenía idea que estaba recibiendo.

Acá entre nos, déjenme contarles que al escribir esto se me vino a la mente el típico caso del compañero de clase que dice:

– “Nombre, no hice la tarea”

– “¿Por qué?”

– “Es que no tuve tiempo. Aparte como ayer no tuve clase, dormí todo el día y creo que hasta descansé de más que terminé cansado…”

Y yo con cara de “Oh my god”.

Oportunidades de viajar y de seguir con la educación.

Tengo en mi mente mil recuerdos de los viajes con mi equipo, muchos lugares de México visitados, muchas canchas, mucha gente. Ahora, ¿imagínate vivir tu experiencia en Estados Unidos con el apoyo de CMAS Athletes? Muchísimo mejor poder recorrer el mundo.

El basquetbol no solo me dio mi Licenciatura, sino también me abrió mis puertas para culminar mi Maestría, sin duda, algo que no tiene precio.

La obligación de regresar lo que yo tuve, o más.

El promover la educación y el deporte entre atletas que tienen un gran potencial que explotar, sea en México o fuera del país, es un gran factor que sin duda quiero seguir durante mi vida.

Volverme (en ocasiones) mentora de ex compañeras o apoyarlas en cómo veo las cosas ahora fuera de la cancha, es un privilegio para mi.

Sin duda este compromiso de ayudar difícilmente lo hubiese desarrollado sin ser estudiante-deportista.

Familia.

Lo más importante, el basquetbol me hizo conocer mucha gente que, de otra manera, no la hubiera conocido, y me ha dado amigas y hermanas que sin duda quiero que permanezcan durante toda mi vida.

Puedo decir que tengo un sistema de soporte 24/7 para toda mi vida que, con solo una llamada, estará para apoyarme. Mis amigas de basquet han estado conmigo durante los buenos y malos momentos. Y yo estaré ahí para ellas los próximos 50 años (o si vivo más, más jaja)

Las lecciones de vida que he tenido me han llevado a ser la persona que quisiera ser, algún día, ejemplo para sus hijos y motivación para las nuevas generaciones.

Fernanda de Paola Student Athlete 2

Fernanda de Paola Student Athlete 4

¡Gracias por leerme!

fernandadepaolacorral